Vie. Nov 20th, 2020

    Mucho se ha hablado de una posible desaparición física de los bancos en el futuro, debido al avance de la tecnología, ya que en el presente comenzamos a notar que se hace mucho menos necesario acudir al banco de forma presencial.

    Cada vez es mayor la demanda de los usuarios con respecto a hacer mucho más cómodas las funciones bancarias, dejando de lado las molestas colas para la taquilla, los trámites con papeleo y todos los demás procedimientos que hace tiempo atrás se hacían de manera presencial y que hoy en día pueden ser posibles con solo utilizar aplicaciones digitales.

    Por estas y muchas razones más, es que los usuarios exigen que los bancos se adapten a la modernidad y permitan la flexibilización en cuanto a funciones se refiere, permitiendo realizar depósitos y retiros de dinero der una manera cómoda y placentera.

    En pocas palabras, lo que pasará con los bancos en el futuro es un cambio radical de sus funciones, acoplándose a las nuevas tendencias y a la nueva tecnología, buscando la manera de programar todo de manera virtual para que los usuarios puedan trabajar en su fondo monetario desde la comodidad de su hogar.

     

    La era robótica ha llegado

    Frente a todo esto, es preciso comprender que el cambio debe comenzar por adaptar las funciones laborales a los programas digitales.

    Para esto, se han plasmado algunas ideas de la manera en la cual han de funcionar los bancos en el futuro, basándose en:

    • Operaciones bancarias mediante sistemas digitales de voz: Nos encontramos hablando de los asistentes de voz que ya se encuentran laborando en el mundo, como el sistema Siri, Google Assistant o Alexa que se manejan desde los dispositivos celulares, y Google Home o Alexa dirigidos desde la casa.
    • Chatbots: Asesores financieros tecnológicos que permiten a los usuarios una comunicación abierta, directa y efectiva a través de agentes conversacionales automatizados.
    • Servicios de forma personal y digital: Buscando la manera de mezclar ambos mundos de forma efectiva, para poder cubrir las necesidades de los usuarios tanto de manera digital como de manera presencial. Esto implica que el servicio de forma personal debe estar completamente preparado y acondicionado en cuanto a facilidad tecnológica se refiere para cubrir la necesidad de una forma rápida y eficiente.
    • Servicios automatizados y de autoservicio: Buscando siempre que el cliente se sienta cómodo con el servicio y satisfecho con los resultados. Los bancos del futuro buscarán emplear nuevas funciones tecnológicas que ayuden a los usuarios a adaptarse a esta nueva era para que el trabajo sea mucho más rápido y efectivo.

    Con esto definimos que la banca no desaparecerá

    Al contrario, cambiará para bien su manera de funcionar, haciendo el trabajo mucho más práctico y eficiente, ya que a través de la digitalización de las funciones del mismo, los usuarios encontrarán un espacio cómodo para poder mover sus finanzas estando en cualquier parte del mundo.

    La era digital es lo mejor que le puede pasar a la banca, y de eso estamos completamente seguros.

    Por admin

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Esta web utiliza cookies, puede ver aquí la Política de Cookies