El cultivo de marihuana para consumo personal

El cultivo de plantas de cannabis es un tema peliagudo en la mayoría de los países del mundo, aunque algunos han logrado trascender la barrera moral frente a una de las drogas más populares en el mundo y permitir el consumo de la misma. En el caso español, el cultivo moderado de la planta de cannabis es legal, siempre que no se realice para su comercialización. La existencia de tiendas que venden la semilla de la planta también es perfectamente legal, así como lo necesario para realizar tal cultivo.

semillas-marihana

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, existen unos 230 millones de consumidores de marihuana; vale decir, muchísimos menos que consumidores de tabaco y alcohol, dado que estos productos fueron legalizados hace siglos y representan hoy en día una floreciente industria que deja millones de euros en impuestos en todas partes del planeta.

Las ventajas del cultivo propio

Bajo la Ley de protección de Seguridad Ciudadana, vigente desde julio de 2015, la comercialización de cualquier variedad de cannabis está prohibida excepto para uso médico, lo cual deja un minúsculo margen a los consumidores recreativos. La solución es tener un cultivo personal, para lo cual es imprescindible comprar semillas de marihuana al mejor precio en la tienda semilla-de-marihuana y dedicarle a las plantas el tiempo necesario para que se desarrollen y florezcan.

La conveniencia de la existencia de tiendas que vendan estas semillas en España es que garantizan la calidad de la misma, así como pueden ofrecer asesoría para las personas que no tengan experiencia alguna en el cultivo de esta u otras plantas. Además, el cannabis es una planta que requiere condiciones particulares de clima e iluminación, y allí entra en juego la disponibilidad de toda la gama de productos que ofrecen a las plántulas el mejor ambiente posible para su crecimiento.

Quien aspire a ser un consumidor regular de cannabis sin romper ninguna ley y sin acudir a comerciantes dudosos para obtener la semilla puede encontrar en la red una estupenda fuente de información y además escoger la variedad de planta que más le interesa. Hay variedades que tienen olor a limón, conjurando con ello la posibilidad de molestar al vecino con olores desagradables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *